Queridas Maribel, Rosa, Anabel y todo vuestro equipo que venía a ver a Alan a casa y al equipo del hospice. Os envío mi más sincero agradecimiento para todos vosotros. Nunca olvidaré todo vuestro apoyo y amabilidad. La atmósfera en el hospice de CUDECA era de serenidad y paz. Alan finalizó su vida en un maravilloso lugar. Todo mi amor y mejores deseos, Joyce.

A la Fundación CUDECA

Cada vez que tengo necesidad de acudir a esta sección para consulta con Marianela y Alicia, parece que mi cuerpo se transforma y se llena de gozo y felicidad porque recibe unas atenciones tan amables y cariñosas que nunca podré olvidar. Este personal tiene mucho arte del saber y mucho estilo profesional. Que me alegra poder relatar estos hechos tan llenos de afecto y simpatía que estos profesionales nos transmiten…
leer más

A los Equipos de Soporte de Cuidados Paliativos del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez de Huelva

Buenos días: el motivo de esta carta es el reconocimiento al PERSONAL que presta sus servicios en este centro hospitalario.

Es un agradecimiento a todos y cada uno de los profesionales que trabajan en la segunda planta de Paliativos de San Lázaro. El doctor, la doctora, el psicólogo, el sacerdote, los ATS y auxiliares de clínica, los alumnos en prácticas, las señoras de la limpieza, los celadores, la trabajadora social y la administrativa de planta.
leer más

A la Unidad de Cuidados Paliativos del Hospital Universitario Virgen Macarena-Hospital San Lázaro

Muchas gracias por absolutamente todo, sois ángeles. A mí personalmente tú me has ayudado a entender y a afrontar este trance, he vivido unos momentos preciosos con mi padre gracias a vosotros. No existe tiempo ni forma de pagar esto. Gracias de corazón (icono de corazón). No cambiéis nunca. (María, noviembre de 2018)

Al equipo de soporte domiciliario CP Distrito Aljarafe-Sevilla Norte.

En agradecimiento y reconocimiento de la excepcional labor del personal sanitario y no sanitario (médic@s, enfermer@s, auxiliares, personal de prácticas, celadores, limpiadoras, etc.) de la Unidad de Cuidados Paliativos de atención domiciliaria y de la 2ª planta del Hospital Vázquez Díaz, durante la estancia de (nombre paciente) en octubre de 2018.
leer más

A los Equipos de Soporte de Cuidados Paliativos del Área Hospitalaria Juan Ramón Jiménez de Huelva

Cuando a la familia llega la maldita noticia de que tu madre tiene cáncer, se desencadenan sentimientos y emociones que te provocan bloqueos en el pensamiento. Es entonces cuando resulta imposible asimilar y comprender la información que te aportan los médicos. Es cuando empieza la cuenta atrás y brota un miedo interior que te paraliza.
leer más

Esperanza y Vida

A los cuatro meses de despedir a mi marido, mi madre tuvo un grave accidente cerebro-vascular. De nuevo en el hospital y volver a oír la palabra “Irreversible” me resulto muy impactante.
leer más

Hasta siempre MAMA

Resulta evidente que la aplicación del Enfoque Paliativo, la Atención al Sufrimiento y el Acompañamiento Espiritual deberían ser algo transversal y sería deseable y conveniente el realizarlos por cualquier especialidad desde la que nos acerquemos al paciente.
leer más

El acompañamiento espiritual en Paliativos

Pedro llevaba años debilitándose, y padeciendo multitud de síntomas sin un diagnóstico claro. Quizás la partida de nuestro hijo a la eternidad, la marcha de nuestro otro hijo al extranjero, la crisis y los genes aliados con el destino fueron provocando una extraña e incontrolable enfermedad que al principio no tenía nombre conocido pero si muchos desajustes bien definidos: cansancio y pérdida de peso…
leer más

Mi compañero, mi cómplice, mi amor

Solo puedo empezar esta historia diciendo “YO ESTUVE A SU LADO”. Ahora lo siento como un privilegio, “la mano cogida” queriendo detener el tiempo, con el pellizco agarrado a la garganta, soltando el aire para convertirlo en llanto. Eso lo tengo grabado, no como un desgarro del alma, más bien lo siento como los pilares de la vida que ahora tengo. Trataré en pocas palabras de contar la historia más intensa de mi vida.
leer más

Un lugar llamado tristeza