«Por un lugar donde luchar». Ése es el hashtag con el que Andex difundirá en las redes sociales su proyecto «Planta Zero», para el que necesita recaudar en los próximos meses dos millones de euros. La futura unidad oncológica para adolescentes que se pondrá en marcha en el hospital Virgen del Rocío será la primera de Andalucía, de modo que Sevilla será la segunda capital de España que cuente con una, tras las abiertas en los hospitales madrileños Gregorio Marañón, 12 de Octubre, Niño Jesús y La Paz.

Andex ya lo consiguió en 2002 con la primera unidad oncohematológica pediátrica de Andalucía y en 2013 con la unidad de día pediátrica que ha proporcionado desde entonces una atención especializada a pacientes menores de 15 años.

El consejero de Salud y Familia de la Junta de Andalucía, Jesús Aguirre, y la presidenta de Andex firmaron este miércoles el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla el convenio que permitirá la cesión del espacio en el Hospital Infantil y su puesta en marcha en un plazo aún no determinado.

Actualmente, los adolescentes y adultos jóvenes con cáncer son tratados indistintamente tanto en la unidad de oncología de adultos como en la unidad de pediatría del hospital Virgen del Rocío. En los últimos años han sido atendidos casi un centenar de adolescentes de 14 a 18 años de Andalucía, Extremadura y Marruecos.

Por carecer de espacio específico para estas edades, el tipo de tratamiento, el acceso a recursos sociales, a psicooncólogos especializados y otros servicios, depende exclusivamente de la unidad de oncología en la que sean atendidos.

Con «Planta Zero» se trata, según dijo el consejero de Salud y Familia tras la firma del convenio, de «cubrir una franja de edad que requiere un tratamiento específico que mejorará la situación de los pacientes y su tasa de supervivencia». Aguirre agradeció a Andex su iniciativa y animó su presidenta a continuar con su encomiable labor. «La sociedad civil de Sevilla debe seguir colaborando con las administraciones públicas en su objetivo de mejorar el bienestar de todos los ciudadanos», dijo el consejero.

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, brindó el apoyo municipal a esta iniciativa y animó a los sevillanos a colaborar con este proyecto. «No hay una hermandad, un club o una asociación vecinal en Sevilla que no dedique una parte de su actividad a la solidaridad con los demás», dijo Espadas.

Por su parte, la presidenta de Andex, María Luisa Guardiola, recordó que la tasa de supervivencia de pacientes oncológicos infantiles ha aumentado al 80 por ciento en los últimos años, mientras que la de adolescentes permanece estancada o crece a un ritmo inferior. «Planta Zero», que se ubicará en el Hospital Infantil, intentará que crezca al menos hasta ese porcentaje con un equipo multidisciplinar que prestará apoyo psicosocial y espiritual a sus jóvenes pacientes, además de los correspondientes tratamientos médicos.

Gran ayuda

La jefa de Oncología Pediátrica del Virgen del Rocío, Catalina Márquez, reconoce que no existe en el centro un espacio diferenciado y adecuado a las necesidades de los adolescentes con cáncer, el cual ayudaría a mejorar la eficacia de los tratamientos y la situación médica y anímica de estas personas.

«Tienen preocupaciones diferentes y con un espacio propio para hacer deporte, escuchar música y compartir sus experiencias con gente de su edad podrían sentirse en el hospital como en su segunda casa y mejorar en todos los aspectos».

Márquez, que opina que «Planta Zero» podría acoger a pacientes de 15 a 20 años (en Gran Bretaña estas unidades acogen incluso a enfermos de 25) recordó que el cáncer en los adolescentes está aumentando y que puede afectar en este momento a un seis por ciento de la población de esa edad.

A diferencia de países como Francia, Alemania o Reino Unido, en España solo existen en Madrid unidades oncológicas para adolescentes. Sevilla será la segunda ciudad en contar con una y tratará de ofrecer las mejores opciones en relación con las características de estos pacientes.

«Planta Zero» permitirá también ampliar la atención de los pacientes oncológicos hasta los 20 años de edad, acondicionar una unidad de día específica para aquellos enfermos que precisen de tratamiento ambulatorio haciendo posible que puedan volver a su domicilio, y facilitar la realización de ejercicio físico en la unidad para intentar reducir la incidencia del cáncer y los efectos secundarios de la quimioterapia y la radioterapia.

Elena, una sevillana de 17 años que cubre su cabeza con un pañuelo de color ocre, está siendo tratada desde enero de un cáncer en el Virgen del Rocío. Esta adolescente se muestra ilusionada con esta iniciativa: «Tenemos muy buenos profesionales pero echamos de menos un espacio propio donde podamos jugar o hacer deporte con gente de nuestra edad mientras recibimos el tratamiento para curar nuestra enfermedad», cuenta a ABC.

Publicación original en: ABC Sevilla

Juan Espadas, María Luisa Guardiola y Jesús Aguirre junto a Elena, una paciente en el hospital Virgen del Rocío - Rocío Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario